12.jura-bander-15

El sábado 26 de septiembre, los estudiantes de Tercero de Bachillerato juraron fidelidad a la bandera y con ello juraron fidelidad a la Patria a la que pertenecen. Este acto se realiza en un momento muy importante de la vida nacional pues son innegables los importantes cambios que se viven en el país. Los jóvenes, que pronto serán bachilleres, van a estudiar en la universidad y desarrollarán su profesión en un Ecuador, en una Latioamérica de cambios acelerados y profundos.

Galería fotográfica

 

Nuestro estandarte nacional ha pasado por tiempos de indefinición, duda, cambio y crisis. Hoy este símbolo patrio está estabilizado. La que sufre cambios importantes y decisivos es la realidad misma a la que esa bandera simboliza: nuestra nación ecuatoriana que es más importante que el mismo  símbolo.

Todos los jóvenes gabrielinos tienen un potencial profundo para saltar decididamente hacia un desarrollo sostenible que supere las grandes desigualdades e injusticias que hoy, todavía existen. Durante esos años venideros, los jóvenes deberán ejercer también su responsabilidad como habitantes de nuestra Casa Común, tan gravemente amenazada por un deterioro que podría ser irremediable, como nos recordó el Papa Francisco.

Al jurar la Bandera, los jóvenes se comprometen con la realidad del Ecuador, con su gente, con sus infinitas posibilidades de desarrollo y de justicia para todos. No es un acto vacío. Es la oportunidad de tomar conciencia sobre la responsabilidad que ahora llega  a sus manos.