fotoantigua

En 1862 el entonces presidente Gabriel García Moreno trajo a los jesuitas de vuelta al Ecuador y les encargó el Colegio Nacional en Quito, en parte de las mismas instalaciones que ocupó el antiguo colegio jesuita San Luis durante los años de la Colonia, junto a la iglesia de La Compañía, en pleno centro del antiguo Quito. El colegio sería rebautizado como San Gabriel.

 

Por 40 años se mantuvo como colegio nacional, subsidiado por el Estado, hasta que los gobiernos liberales de finales del Siglo XIX le llevaron a convertirse en colegio privado; eso sí, continuaba regentado por los jesuitas.

 

Durante todo el Siglo XX el San Gabriel pasó por diferentes modos e intensidades de control estatal, pero continuó creciendo en número y en prestigio, sirviendo no solo a la ciudad de Quito sino a jóvenes de todo el Ecuador. 

 

En 1958 se mudó de local, pasando a las instalaciones actuales en la avenida América, en el norte de la ciudad. En los primeros años del presente siglo, se realizaron mejoras en ese edificio: aumentó el número de aulas, mejoraron los laboratorios y se edificó la piscina temperada cubierta, entre otras renovaciones.

 

 

En 2011, un año antes de celebrar el sesquicentenario de vida institucional y como respuesta a la Constitución del 2008, a la nueva ley educativa y a sus reglamentos, el colegio abrió el primer año de educación básica (niños y niñas de 5 años de edad) iniciando así su transformación hacia la Unidad Educativa de coeducación. Cada año, hasta el 2017, se incrementará un nivel más. En el año 2013 se construyeron dos edificios nuevos donde se albergan esos nuevos niveles de Inicial y los cuatro primeros años de educación básica. En el 2015 se construirá un nuevo edificio más.

 

Desde el 2007 se dieron cambios pedagógicos importantes: disminuye el número de estudiantes en cada paralelo, se organiza al colegio por medio de aulas temáticas e inician los proyectos multidisciplinarios en los que se enfatiza la interrelación de materias y su conexión con la sociedad a la que se quiere transformar.

 

 

Actualmente la oferta del Bachillerato General Unificado (BGU) complementa su proceso con la formación integral basada, como siempre lo ha sido, en la Espiritualidad Ignaciana y en el modelo pedagógico Ignaciano (Paradigma Pedagógico Ignaciano).

 

El San Gabriel forma parte de la Confederación Ecuatoriana de Establecimientos de Educación Católica (CONFEDEC), de la Red Educativa Ignaciana del Ecuador (REI-EC) y de la Federación Latinoamericana de Colegios de la Compañía de Jesús (FLACSI).

 

modernaBase Legal del Colegio San Gabriel

En 1864 el Senado y la Cámara de Diputados del Ecuador aprobaron el contrato realizado el 29 de junio de 1863 entre la Compañía de Jesús y el Ejecutivo, por medio del Ministerio del Interior y de Relaciones Exteriores. Como consta en el R.O. No. 615 del 27 de octubre de 1965, en la actualidad el Colegio tiene personería Jurídica.

Mediante Acuerdo No. 2464 del 21 de mayo de 1991, el Ministerio de Educación y Cultura aprueba con el carácter de Piloto el proyecto de “Modificaciones a algunas normas del sistema educativo vigente”.

Mediante Acuerdo No. 1077 del 30 de septiembre de 1991, se aprueba el proyecto de “Reordenamieto Curricular para los colegios regentados por la Compañía de Jesús en el Ecuador”.

El Ministerio de Educación y Cultura, mediante resolución No. 1345, del 28 de mayo de 1993, aprueba los programas de estudios para los colegios que regenta la Compañía de Jesús para los ciclos de fundamentación, propedéutico y de especialización.

Mediante resolución No. 1508 del 6 de mayo de 1997, el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, autoriza a los siete Colegios de la Red de la Compañía de Jesús la continuación de los proyectos de Reordenamiento Curricular y de Evaluación hasta el año lectivo 2000-2001.

De acuerdo a la resolución No. 2153 del 3 de julio de 1998, el Colegio San Gabriel integra la red de Colegios de la Compañía de Jesús en el Ecuador, conformada por el Colegio San Gabriel y San Luis Gonzaga en Quito, San Felipe Neri de Riobamba, Rafael Borja de Cuenca, Cristo Rey de Portoviejo; y el Colegio Javier de Guayaquil.