01.TallerDisenoPensamieto8v0

Lo dijeron los profesores de 8º en la tarde del Lunes 26 de noviembre después de planificar durante todo el día el emblemático proyecto sobre Consumo Consciente, al que hasta el año pasado se llamaba Feria Agroindustrial.

Por primera vez en el Colegio San Gabriel todos los profesores de un curso dedicaron el día entero a planificar un proyecto de curso con la metodología de Pensamiento de Diseño (Design Thinking). Los resultados fueron poco menos de espectaculares.

En las semanas anteriores los profesores de 8º se había reunido varias veces para planificar, pero el diseño del proyecto no terminaba de cuajar. El taller del lunes 26 fue otra cosa. Estos son algunos de los testimonios de los profesores:

  • Diseñamos el proyecto entre todos; el trabajo cooperativo nos hizo la tarea mucho más fácil”.
  • “Me gustó la capacidad creativa de los profes. La creatividad del docente aflora con este método”.
  • “Trabajar en grupo es lo que nos hace salir adelante”.
  • “Cada uno tiene su punto de vista, su idea,…de allí sale el pensamiento convergente; y como por arte de magia sale el diseño final”.
  • “Los post it funcionan muy bien, ayudan a reunir y ordenar las ideas de todos”.

 

En qué consiste el Pensamiento de Diseño

02.TallerDisenoPensamieto8v0

Martha Peñaherrera, Coordinadora Académica del San Gabriel, quien dirigió el taller, confirma que las 5 pasos funcionaron muy bien con nuestros profesores de 8º y que “podríamos trabajar así con todos los proyectos del colegio”. Es una herramienta, dice, que permite aprender del error de una manera rápida y barata, en la que participan todos y todos salen entusiasmados.Es una “estrategia interdisciplinar innovadora” usada “tanto para el diseño de productos, espacios y sistemas, como para tratar “problemas abstractos” como es el caso del diseño de servicios.” (Raquel Pelta Resano en el folleto Design Thinking de Nazaret Global Education). En ese mismo folleto mencionan los 5 pasos del proceso, ya adaptado a ambientes educativos: Empatizar, Definir, Idear, Prototipar y Evaluar.

¿Y ahora?

Esta estrategia innovadora tiene varias similitudes con el Discernimiento Comunitario de la Espiritualidad Ignaciana, pero no es lo mismo. La eficacia del Design Thinking, seguramente, se debe a varios y diversos elementos, pero ahora solo queremos destacar algunos.

 

El Design Thinking comienza por sintonizar, ponerse en empatía con la persona o personas para las que se diseña el proyecto. En educación siempre se inicia el diseño de cualquier actividad educativa con la constatación de las necesidades del estudiante. Lo curioso del “empatizar” es que todos los que diseñan hacen un esfuerzo conjunto y se ponen en los zapatos del estudiante, y lo consiguen entre todos, pero al mismo tiempo –y casi sin darse cuenta- ya han compartido tantos puntos de vista personales que terminan conociéndose entre ellos y sintiendo que sus emociones y motivaciones son las mismas o muy parecidas a las de sus compañeros “diseñadores”.

Prototipar parece un juego de niños; se “juega” con plastilina, legos, limpiapipas, etc., y se dedica un buen tiempo a construir prototipos de lo que se está planificando. “No lo describas con palabras: muéstralo en tres dimensiones”, dice el que dirige el taller. Construir esos prototipos saca a flote toda la creatividad de los diseñadores y acerca a la realidad que están planificando. Es un ejercicio muy lúdico pero muy serio, que facilita la comunicación y ayuda a pulir el proyecto de una manera muy eficaz.

03.TallerDisenoPensamieto8v0“Este taller rediseña nuestra mente”, decía uno de los profesores de 8º. Es un ejercicio en formación de equipos, en creatividad, en planificación seria, en corrección realista con la ayuda de los otros grupos del taller…y en crecimiento personal.

“Las siete horas se nos pasaron sin sentir”. Pero en ese tiempo crecieron, maduraron, aprendieron y se motivaron fuertemente para regresar donde sus estudiantes y ejecutar el proyecto planificado con tanto corazón y cerebro.

Bienvenido el Design Thinking a nuestra Unidad Educativa, pues nos va a servir no solo para planificar nuestros proyectos, sino para conducir el mismo proceso de transformación educativa en el que estamos inmersos desde hace más de dos años.