03.ParticipacionCiudadana

Según el instructivo para la implementación del programa de Participación Estudiantil del Ministerio de Educación, este proceso busca fomentar y reconocer las capacidades innovadoras, reflexivas y expresivas que tienen los estudiantes, mediante la construcción e implementación de proyectos educativos interdisciplinarios que fortalezcan las capacidades investigativas, dando relevancia al trabajo colaborativo y a la participación activa de los estudiantes de primero y segundo de bachillerato”.

Víctor Larco, docente del plantel y acompañante de esta actividad con Segundo de Bachillerato, afirma que es una especie de pre-profesionalización para que los jóvenes se preparen para la ‘vida real’. “A diferencia de las actividades que se hacían hace varios años como plantar árboles o la premilitar, ahora el Ministerio exige que estas actividades estén dirigidas a que el estudiante se vincule con la sociedad, con la gente, que participe, que haga campañas de conciencia social”.

El año lectivo 2018 – 2019 tuvo una variación al año anterior cuando había una propuesta nacional de participación. “En este año, a partir de la observación de los estudiantes, ellos pueden proponer su propio proyecto para su vinculación con la sociedad”, afirma María Josefa Cruces, docentes acompañante.

El objetivo de este proceso en el Colegio San Gabriel, además de los objetivos ministeriales, es que los estudiantes apliquen lo que están aprendiendo dentro del proyecto INNOV-ACCIÓN XXI “para que comiencen a despuntar en estas actividades relacionadas con la sociedad, a través de proyectos innovadores y procesos de toma de conciencia por parte de los chicos frente a su realidad. Ellos deben preguntarse cómo aportar a esta realidad, como trabajar con ella y cómo dinamizarla para beneficio propio y de la comunidad. Es decir, el objetivo se traduce en que los chicos puedan integrar. Por un lado cumplir con lo que manda el Ministerio y a la vez hacer partícipe a la comunidad en general, que el Colegio San Gabriel viene trabajando la metodología de proyectos”, explica Víctor Larco.

Participación Ciudadana tiene 5 ejes principales: convivencia y ciudadanía, salud, ambiental, arte y tecnológico. Para que el proceso fluya de la mejor manera el coordinador, Roberto Salas, seleccionó a un grupo de docentes cuyas materias sean afines a estas ramas. Si uno de los chicos tiene más afinidad por una rama específica, busca el espacio y el docente que le pueda ayudar en su proceso.

Uno de los proyectos más destacados del año lectivo fue la creación de murales con motivo de los Derechos Humanos en el Parque de La Mujer y el Niño. Llegar a este producto tuvo un largo proceso, comenzando con la presentación del tema en cada una de las áreas. Los estudiantes recibieron videos acerca de cómo la gente expresa sus valores y cómo rescatar sus propios derechos. Se hizo un énfasis especial en los derechos de mujeres, niños y niñas. Fue por esta razón que se conjugó a la perfección con la propuesta del Municipio para restaurar el parque que se encuentra junto al colegio.

Según el portal Quito Informa, esta iniciativa surge, por parte del Cabildo, “como un proyecto de Apadrinamiento de espacios públicos que busca fomentar iniciativas de la empresa pública o privada, instituciones educativas y comunidad para que se apropien de forma positiva de los espacios verdes y colaboren con su cuidado”. El artista urbano Marco Díaz, impartió un taller sobre las diferentes técnicas vinculadas al arte urbano.

Precisamente esa capacitación fue un pilar importante dentro del proceso creativo, como cuenta José Balseca, estudiante de 16 años de Segundo de Bachillerato: “Llegaron capacitadores, chicos que ya eran artistas urbanos y empezamos con la dinámica de inclusión; luego hablamos de la Guerrilla de la Comunicación que toma al graffiti como una crítica social. Y dijeron que no hacía falta que seamos grandes artistas, sino que sepamos transmitir un mensaje. Lo que importaba era organizarnos y dar ideas que tengan un mensaje”.

Martín Casco, estudiante de Segundo de Bachillerato, afirmó que los capacitadores enfatizaron en que “debíamos tener claro un concepto sobre los derechos o una crítica hacia la violencia, porque al final los artistas dieron los detalles a los murales en el Parque de la Mujer”.

Para la organización, una vez que finalizó la toma de conciencia sobre los derechos y la capacitación de los artistas, los jóvenes del colegio se dividieron en grupos e hicieron una lluvia de ideas. Como segunda actividad, cada estudiante hizo un boceto y luego unieron todas sus ideas en una sola propuesta. “Para hacer un mural, se necesitan varios elementos. Este conjunto de imágenes que salió de la unión de bocetos fue el producto final que se puede ver”, explicó Martín Casco.

Los estudiantes consideran que una parte fundamental para el éxito de este proyecto fue el apoyo de los docentes quienes estuvieron con ellos en cada paso del proceso. “Ya cuando estábamos pintando los murales, no les importó mancharse de pintura, pero nos ayudaron. Se involucraron desde el principio; incluso nos ayudaron a conseguir un andamio cuando lo necesitamos y ellos mismo cogieron una brocha o un rodillo y pintaron con nosotros. Ahí fue cuando sentimos su apoyo. Teníamos una retroalimentación constante”, cuenta José Balseca.

Los jóvenes, una vez terminado el proceso, afirman que les dejó varios conocimientos y aprendizajes como analizar una problemática social porque para poder proponer el graffiti, porque entre sus actividades estuvo investigar la coyuntura social actual.

“Creo que el mensaje que tenemos para los demás compañeros es que no se vean inundados por la opinión general. Que no se restrinjan por miedos y tengan una opinión propia. Ninguna idea es mala”. Afirma Martín Casco. Su compañero José Balseca, añadió que “no se dejen llevar por las grandes masas y que sepan elegir a su grupo de amigos y forjen su verdadera personalidad. Infringir los derechos humanos se da por estereotipos que se han ido creando en la sociedad, tal vez por malas influencias. Analicen sus pensamientos, si están encaminados a buenos resultados hay que hacerlos, de lo contrario, no lo hagan”.

Más imágenes aquí